Esta canción se dio a conocer por todo el mundo en la voz de Michael Jackson dentro del álbum “Off the Wall” en 1980.

La interpretación de Jackson se caracteriza porque al final el cantante rompe a llorar, algo que trataron de evitar ya que comenta el productor Quincy Jones que intentaron mas de 8 tomas y Jackson siempre terminaba la canción llorando, así que Jones decidió que así debía quedar la grabación final.

La canción es una composición de Tom Bahler quien escribió la canción después de ser abandonado por Karen Carpenter, la cantante del grupo The Carpenters, cuando esta descubrió que el tenía una hija de otra mujer.

Jones conocía la canción desde años antes pero la había reservado para Frank Sinatra, pero al empezar a trabajar con Jackson descubrió que una canción mas madura haría que la gente apreciara su gran rango vocal.

Anuncios