Una sinfonía agridulce. De ese sabor sería la experiencia que vivió en 1997 Richard Ashcroft del grupo The Verve, cuando creó esta canción usando un “sample” del tema de 1965 “The Last Time” de los Rolling Stones interpretada por la Andrew Oldham Orchestra.

Inicialmente, el grupo negoció una licencia para el uso del sample. pero después de que la canción se hiciera famosa fueron demandados bajo la afirmación de que habían usado un sample deamsiado largo. Finalmente hubo un arreglo con ABKCO Records para que Mick Jagger y Keith Richards aparecieran como co-autores de la canción y el 100% de los derechos de autor para ABKCO.

Ashcroft se quedó sin los derechos de autor de la canción y sin control sobre ella. Posteriormente la canción se utilizó sin su consentimiento en anuncios televisivos teniendo que apelar Ashcroft al concepto legal de los derechos morales para detener la constante comercialización de la misma. Todo este proceso llevó a Richard Ashcroft a la depresión, y al posterior desmembramiento del grupo.

De este monumental lío nos queda una frase para la historia dicha por Ashcroft : “Esta es la mejor canción que han escrito Jagger y Richards en los últimos 20 años”.